Temas de fútbol

Fútbol femenino: un poco de historia y evolución

Te presentamos una breve reseña sobre la historia de este género de fútbol, algunas diferencias con el masculino y evolución hasta el fútbol femenino de hoy.

Comparte la nota
El fútbol femenino sigue creciendo y sus eventos de fútbol PickUp no se quedan atrás con respecto al fútbol profesional. Por ello, decidimos abordar un poco sobre este género del fútbol que se está convirtiendo en un tsunami.

Breve reseña sobre su historia

Algo que varios desconocen es que los orígenes del fútbol femenino se remontan a finales del siglo 19, cuando nace en Inglaterra en1894. Así es, tan sólo 26 años después del fútbol masculino.

Aunque fue opacado durante décadas, el fútbol de mujeres estuvo vigente duranto todo el siglo 20, algo que el masculino no ostenta- Durante el período entre guerras cuando los hombres fueron llamados al campo de batalla, las mujeres cumplieron la vital tarea de mantener la fábricas en producción, pero también mantuvieron la llama del fútbol viva. Y mantuvieron desde entonces rodando el balón, y destruyendo estereotipos.

Pero no fue sino hasta la década del 1970 en que las prohibiciones de disputar fútbol femenino comienzan a levantarse en estadios públicos. Y luego de 20 años de lucha mientras se gestaban las condiciones apropiadas, en 1991, se disputa el primer mundial de fútbol femenino (organizado por la FIFA claro está) en el que los Estados Unidos se consagra campeón.

Ese fue un punto de inflexión para llegar a fútbol femenino de hoy, porque luego de aquél mundial, competiciones a nivel continental comenzaron a sucederse por doquier: los juegos olímpicos, los juegos panamericanos, en 2001 la primera champions femenina y en 2009, se daría la primera libertadores disputada sólo por mujeres.

Diferencias con el fútbol masculino

Físicas sí, técnicas no

Algunos estudios, como los publicados en la reseña de CONMEBOL hablan de que las mujeres acusan mayor fatiga respecto a las distancias recorridas a gran intensidad y tiempos de juego, por lo cual el cansancio es un factor que afecta más a este género de deporte.

En partidos internacionales (sí, esos con los recursos para poner chip a todo) se llegó a observar que las mujeres realizaban hasta 35% menos en esfuerzos de alta intensidad, poniendo el foco en que la parte aeróbica para las mujeres influye en mayor medida que en fútbol de hombres, ya que en cuanto distancia sobre el terreno, la variación sólo era de un 4%.

A nivel técnico, ahí ya no hay diferencias: en el control del balón, en la posesión, la gambeta, el toque y toque, ahí tan sólo se destacan aquellos y aquellas con especiales habilidades innatas que cualquier mortal envidiaría. Claramente habrá quienes refutaren esta idea, pero lo cierto es que gran jugadoras de hoy día como Estefanía Banini o Christine Sinclair, definitivamente sobrepasan la performance de muchos jugadores profesionales (y ni hablar si fútbol amateur se trata).

Diferencias reales a remarcar

Si se buscan más distinciones entre el fútbol fememino y el maculino, lo cierto que más allá de lo descrito anteriomente, posiblemente no se encuentren muchas. El campo de juego en el que se disputan los partidos o las reglas que los rigen son exactamente las mismas.

Pero si hay un diferencia entre ambos géneros de fútbol y es económica. El salario muchas veces estratosférico que muchas veces se percibe en el fútbol de hombre no es equiparado ni de lejos por los salarios en el fútbol femenino, en el cual las jugadoras encuentran difícil costear su calidad de vida, y en otros casos, ni siquiera peciben un salario.

Quizá sobre este útltimo aspecto ha tenido gran influencia el que las mujeres hayan jugado fútbol durante décadas, pero sólo en ámbientes comunitarios o amateur. Los hombres desde un inicio pudieron profesionalizarse y, en poco tiempo gracias a la popularidad y negocios del deporte, pudieron hacer del fútbol su medio de subsistencia.

El fútbo femenino hoy

El fútbol de mujeres sigue y seguirá tomando relevancia en el mundo del deporte, y las competencias internacionales como el la Libertadores y Champions Femenina así como el mundial de fútbol atran cada vez más capitales. Y ni hablar de derbys como el Boca River femenino, que cada vez ocupan más y más espacio en los diarios y programas deportivos.

En recientes publicaciones de la FIFA dedicados a la CONMEBOL, hablaban ya de alrededor de 141.000 mujeres jugando en el fútbol profesional de Sudamérica, con Argentina liderando el raning de número de futbolistas en equipos oficiales con 27.911 jugadores, seguido de Venezuela con 24.427 y Perú cerrando el podio con 17.159. Pero en comparación con el fútbol masculino cuyo volúmen ya es inmenso y establecido, el fútbol femenino está creciendo a ritmos sorprendentes y, en muy poco tiempo, estos números serán cosa del pasado.

¿Te resultó útil esta información? Recordá que en Don Potrero podés crear tu partido, invitar a tus amigas, salir a jugar y seguir haciendo crecer al fútbol fememino.

Otros notas de fútbol que pueden interesarte

Repasamos una serie de factores críticos del fútbol 5 como una alternativa de negocios para hombres y mujeres.
Las redes y la tecnología nos ayudan a organizar partidos entre amigos de forma digital. Comodidad, eficiencia, y mucho… mucho fútbol.
Comentarios
Don Potrero - Jugá al fútbol con amigos

No te quedes afuera

No necesitás apps. Es gratis.

Ingresá ahora